Páginas vistas en total

miércoles, 9 de enero de 2013

Hay "GESTOS" Y "gestos"





Después de un gran paréntesis fiestero volvemos a la rutina y a la realidad taurina que es lo que a nosotros nos interesa.
Durante estas últimas fechas, han sido varios los toreros que se han ofrecido a través de los distintos medios a matar diferentes corridas en diferentes ferias.
En primer lugar fue el Cid el que se ofreció a matar la corrida de Victorino en Sevilla fuera como fuera, en terna, o mano a mano, ya que en solitario sería más que improbable.
A renglón seguido fue Daniel Luque, otro torero sevillano el que se quiso apuntar al mismo “gesto” que el torero de Salteras lanzando así el recado clarísimo para la empresa Pagés de que se metía en el mismo carro y que también estaba dispuesto a ello.
Hace pocos días era el jovencísimo torero malagueño Jiménez Fortes el que va más allá y lanza en pleno enero que quiere encerrarse en solitario en Pamplona tras haber perdido el apoderamiento de su vida con la Casa Chopera. Cuando ya se sabe que a Pamplona, precisamente van quienes se lo ganan y no quienes se ofrecen, ya que la Casa de Misericordia está fuera del juego de intercambio de cromos al que nos tienen acostumbrados las empresas.
Para mí estos tres ofrecimientos no son gestos por tanto, sino más bien necesidad.
Un GESTO con mayúsculas ha sido aquel que siempre han hecho las figuras del toreo cuando no lo necesitaban ni les hacía falta.
Volviendo la vista atrás recordaremos la encerrona de Paco Camino en Madrid con toros del Conde de la Corte, de Urquijo y de Miura o Pablo-Romero, o la apuesta en Madrid del mismísimo maestro Antonio Ordóñez que se apuntó a las 3 corridas más fuertes de la feria en el mismo San Isidro, que fueron con toros del Conde de la Corte, Urquijo y Pablo-Romero.
También un gesto es lo que hizo Paco Ojeda cuando, en su mejor momento y con el máximo cartel toreó todas las corridas de la Feria de Pentecostés de Nimes, incluída una encerrona con Miuras cuando era máximo ídolo tanto en Francia como en España.
En Sevilla este año hay 13 corridas de toros de las que hay que quitar Domingo de Resurrección y la encerrona de Manzanares, que muy a pesar de las voces que piden que se encerrara con escastes duros, lo cual me parece un absurdo, pues no tiene nada que demostrar, y sí que es un gesto pues no le hace falta después de ser el máximo triunfador los dos últimos años en Sevilla, así como también lo es la encerrona de Talavante en Madrid con Victorinos, que tampoco le es necesario.
De esta forma quedan 11 corridas de toros, de las cuales dos son de rejones ( una de ellas en solitario de Ventura ), con lo cual quedan 9 corridas de a pie, de las cuales hay 4 reservadas para las máximas figuras que son Victoriano del Río, Garcigrande, El Pilar y Núñez del Cuvillo, que multiplicados por 3 puestos dan un total de una docena de puestos para las figuras.
Si en el reparto se le dan 2 a Manzanares, 2 a Morante, 2 a Talavante, 2 a Castella, y 2 a Padilla que aparte de caer bien abriría cartel, quedan libres otros dos puestos a repartir entre Cid, Luque y/o Perera.  De esta forma ya queda claro que quedarían fuera tanto Juli como José Tomás. Así que la base de la feria ya está hecha.
De esta forma Cid y Luque torearían una buena, y la mejor y con más garantía de las menos buenas (que ellos consideran un gesto) que es la corrida de Victorino, con lo cual la necesitan para poder estar presentes en dos carteles, pues después de dos años anunciados en 3 o 4 carteles no han hecho nada para merecer tanto favoritismo. Así y de esta forma están intentando confundir a la gente llamando GESTO a lo que siempre se conoció como necesidad. Por lo que espero que a partir de ahora se empiece a llamar a las cosas por su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario