Páginas vistas en total

jueves, 2 de enero de 2014

HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE


                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        
                                                           
                                                                                                                                                                                   
                                                                                                                                       
En la tarde del pasado martes ocurrió en Madrid  un suceso desafortunado y lamentable entre un periodista de primer orden como es Vicente Zabala y el presidente de la UNPYB Fernando Galindo. Ayer fue un auténtico día de locos en las redes sociales pues los portales taurinos no dieron ningún tipo de información al respecto aunque fuera demandada la misma. Parece ser que se considera  un altercado entre dos personas que no debe de interesar a nadie. Cierto es que quien dió la pista sobre la sucedido esa tarde fue Vicente Zabala haciendo uso de su perfil de twitter  para dejar constancia de que así habla Galindo y la Unión de Picadores y Banderilleros. Si Zabala no abre el pico solo se enteran los testigos y allegados.
La tormenta estalló ayer al aparecer una imagen de la cara rajada y llena de puntos del torero, quien no ha tenido el gusto ni la vergüenza de abrir el pico para evitar supongo males mayores y más comentarios desafortunados. Imagino que ese hombre debe estar abatido y avergonzado por ello a pesar de ser él el que tenga la cara hecha un Cristo,pues en calidad de qué va a sentarse a negociar con nadie sobre temas que afecten al convenio y la problemática de su colectivo, qué moral es la que puede plantear así que ahora seguramente pondrá su cargo a disposición de su colectivo aunque la realidad es que debe dimitir pues ya nada de lo que diga o haga se tomará en serio.
Creo que el hecho no pasará de la mera anécdota pues recordarán sucesos desafortunados a lo largo de la historia  entre otros toreros y periodistas.
Seguramente el ambiente se fue calentando con anécdotas, reproches e insultos pues aunque hagas mil crónicas buenas sobre alguien siempre se recordará la mala y es mejor dejar el agua correr pues ya se sabe que la mierda mientras más se remueva, más apesta. Todo ello mezclado con los vinos hicieron un auténtico cocktail molotov que estalló cuando el torero pegó un cabezazo al periodista y éste se defendió con lo que tenía más a mano, seguramente como acto reflejo; la copa de vino que sostenía, con la que cortó la cara de Galindo y su propia mano.
Fue un acto muy grave en una situación ya insostenible pero que no por ello está justificado pues la violencia es injustificable y más si se lleva a cabo de manera cobarde. Es deleznable tanto el acto del uno como el del otro. En las peleas no hay reglas, se sabe como empiezan pero nunca como acaban pero es un riego que se corre.
Imaginemos que los portales  informaran del acto por un  momento. Pues de momento tendríamos a los antis frotándose las manos acusándonos de la violencia que según ellos llevamos dentro, y de lo que disfrutamos con la sangre. Y la violencia nunca es un fin ni un medio justificado. Si alguien te pega un cabezazo o puñetazo, ve a un juzgado y pon una denuncia por agresión pero no rajes la cara al contrario. Y repito, razón no doy a ninguno de los dos aunque sea uno el que parezca haber perdido más, pues ha quedado marcado de por vida.
Ninguno de nosotros estuvimos allí y siempre digo que de lo que oigas no te creas nada, y de lo que veas, sólo la mitad.
En este mundo se debe hablar con la espada y la muleta en el ruedo,y con la pluma y la palabra el periodista. En ambos casos,llegados a un punto,los dos deben dialogar con la palabra para no dar motivos a quienes quieren destruirnos.
A todos os recuerdo que el toreo es honor y caballerosidad ante todo,y que hay problemas mucho más graves que éste, que ya se solucionará en un juzgado entre las partes implicadas, y habiendo tantos problemas graves sobre la mesa, más los que faltan por llegar, mejor ponernos a trabajar sobre ellos.
Por eso pido como siempre un órgano unitario en el que los taurinos nos unamos todos juntos de una pajolera vez, porque la unión hace la fuerza y hablando es como se entiende la gente. así que vamos a aplicarnos el cuento que ya estamos en enero y hay mucho que organizar, mejorar y solucionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario