Páginas vistas en total

jueves, 9 de enero de 2014

LO CORTES NO QUITA LO VALIENTE





Varias noticias asoman a la realidad taurina tras comernos los mantecaos en estas fiestas de abusos en la mesa, y sobre todo en el bolsillo. Ahora vendrán las penas y las lamentaciones.
Después de entrar en el nuevo año varias cosas hay por estudiar en el mundo del toro. Está pendiente el tema del convenio colectivo que regula algunas cosas, aunque no todas.
Queda ya pendiente por necesidad, la creación de ese organismo que aune a todos los estamentos taurinos.
Absortos estamos ante la real y cruda carta, pero no por ello exenta de puro realismo, de Alvaro Acevedo a don Javier Benjumea, teniente alcalde de la Real Maestranza de Caballería.
Toda la familia taurina sigue esperando la respuesta a la misiva dirigida a la organización maestrante por parte de los 5 fantásticos.
De momento no hay respuesta, parece ser que no va con ellos. Pero antes o después tendrán que abrir la boca para explicar qué determinación van a tomar en cuanto a la continuidad de la Empresa Pagés al frente del coso sevillano.
Todo está manga pir hombro y claro, mientras no haya unidad será imposible llevar el barco a buen puerto.
Los toreros, algunos de ese grupo van a dar un festival en Vistalegre a beneficio de el Chano, y otro en Badajoz a beneficio del también malogrado Niño de Leganés, que debido a una cogida en Sevilla, se ve obligado a dejar la profesión como torero. También anuncia su retirada esta semana Rafael Cuesta, que fuera las últimas temporadas a las órdenes de Morante de la Puebla. A todos ellos deseo suerte en su camino.
Los toreros hacen un gesto muy loable con estos festivales, pero tras plantarle cara a Pagés y concretamente a Eduardo Canorea, también tengo que criticar de manera respetuosa y constructiva, algo que me ronda hace semanas mi cabeza.
Ellis exigen fechas, compañeros, ganaderías y sus dineros, que también son dignos de respeto, pero creo que a cambio deben de dar más la cara por el aficionado. Enfrentarse a otro tipo de ganaderías que no sean siempre las mismas. Hay muchos hierros más que embisten y a los que pueden enfrentarse. Hay un trapío adecuado a la categoría de cada plaza que no siempre se respeta. Se lidian novillos por toros y toros por novillos...el mundo del revés. Y debo decirles algo, que lo cortés no quita lo valiente, y que para darse a respetar, primero hay que respetar al aficionado de a pie. A ver si ustedes se aplican el cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario