Páginas vistas en total

miércoles, 7 de noviembre de 2012

DE FIGURA A ANTIHEROE




FOTO: www.ivanfandiño.net

DE FIGURA A ANTIHEROE
Esta semana la actualidad taurina ha estado marcada por el premio que otorga RNE al triunfador de la de la presente temporada 2012. El domingo por la noche en el programa “Clarin” se dio a conocer que el triunfador de este año era el matador vasco Iván Fandiño, y la ganadería triunfadora fue a parar al hierro de Fuente Ymbro, gestionado por Ricardo Gallardo, que ha dado un juego extraordinario y ha mantenido un buen nivel en un gran número de festejos, especialmente recuerdo la novillada y la corrida lidiadas en la Maestranza, la de Mont de Marsan, Nimes, Valencia y la seriedad y excelente presentación de la corrida de Bilbao. Dicen que las votaciones estuvieron muy ajustadas y reñidas entre los diestros Julián López “el Juli” y el citado Iván Fandiño.
He hecho un estudio bastante exhaustivo sobre los datos de la temporada del triunfador. Iván Fandiño ha sido el número uno del escalafón con 58 paseíllos entre España, Francia y Portugal, y 5 en América, que hacen un total de 63. Para mi, como para muchos aficionados, ser el triunfador de la temporada no significa ser el que acumule el mayor número de festejos toreados. Creo que hay que hacer muchos otros méritos. De los 63 paseíllos sólo ha salido a hombros en 18 ocasiones siendo solamente en 6 ocasiones en plazas de primera, se lo recuerdo porque ni las recordarán: Pamplona, Arles, Bayona, Dax y Valencia en dos ocasiones (Julio y Fallas).
En comparación, del Juli, solo diré que hizo el paseíllo en 39 ocasiones, saliendo a hombros en 25 .
Es cierto que el Juli ha vivido una temporada atípica en la que ha sido quitado del medio en las primeras y principales ferias como Valencia, Madrid,, Sevilla, etc…
Parece que el haber liderado el ya casi extinguido G-10 , no ha beneficiado al madrileño en nada. Parece haber habido una cruzada de los empresarios, e incluso de una ínfima, pero poderosa parte del periodismo en su contra.
A mi lógico entender hay dos grupos claros: por un lado está el grupo de empresarios que se encuentran en la cima desde la que se divisa todo el orbe taurino, y por el otro los apoderados independientes, como Roberto Domínguez o Fernando Cepeda que no gestionan ninguna plaza de toros y cuya única baza de defensa de contratación, es la lucha de sus poderdantes dentro de un sistema en contra de ellos.
El triunvirato formado por Casa Choperita, Simón Casas y Casa Matilla ha vencido con su política, y el dejar fuera de las más importantes ferias al Juli. Ahora con la asignación de la Oreja de Oro es otro golpe más sobre su persona.
La empresa y la prensa, encabezada por Canal Plus, ganan el pulso relativamente a Julián y dejan así zanjada una guerra absurda.

Hace muchos años un joven José Tomás pretendió organizar un “viaje” al que invitó a todos los toreros del escalafón. Tal  como pasa a día de hoy, hicieron oídos sordos y tampoco hubo unión, por lo que el torero de Galapagar emprendió su “viaje a solas” con su hatillo y sus avíos de torear como únicos compañeros de viaje.
Aproximadamente, una década después vemos en la televisión pública la entrevista más íntima y personal del torero de Fuenlabrada. Creo que el camino que él busca es el que trazó José Tomás hace tanto tiempo, y que por su falta de experiencia  e inmadurez personal y profesional, le llevaron a seguir el camino equivocado, reconociendo a día de hoy su equivocación con gran humildad.
Bienaventurado Julián por ver que mientras no haya unión, será difícil seguir su lucha porque sean reconocidos los derechos y honorarios de todos los toreros por los que él ha luchado de forma altruista este año, sin obtener consenso con el resto de compañeros, exceptuando a Perera.
No te preocupes Julián por la Oreja de Oro, porque vendrán muchas más, y espero que puedas ganarlas en otros momentos más justos profesionalmente para ti, en un momento en el que todos los sectores del toro estén unidos, sin grietas ni escisiones.
Pero eso sólo será posible cuando se consiga una verdadera unión de todos los integrantes del mundo del toro, con un sistema libre, y no manejado por empresarios que hagan sus ferias y composiciones  de cartel a su antojo y sin contar con los verdaderos triunfadores de las ferias, y sin hacer el juego de intercambio de cromos.
Creo también necesaria una rebelación relativa del mundo periodístico en contra del sistema, y que así se conozcan los entresijos y sean denunciadas las injusticias. Es por ello que pido unidad y valor para contar la VERDAD.
Finalmente quiero felicitar a los premiados, y no por ello menospreciar el triunfo de Iván Fandiño, aunque reconozco que son necesarios otros méritos para ganar este premio, que por cierto, no habría venido mal recortarlo con la crisis y haberlo dejado desierto.


3 comentarios:

  1. Conchita;

    sabes bien qué soy fandiñista por los cuatro costados, pero en está ocasión no voy a entrar en valoraciones ni de uno, ni de otro, ni de quién sé merece más, o menos.
    Lo único qué quiero manifestar es mí repulsa al sistema implantado, porque aquí el qué pierde es el aficionado.
    No creo en un solo torero como tal y triunfador, ni tampoco en una ganadareria. Creo en un conjunto de cosas y elementos qué enriquecen esté espectáculo, y como tal esos factores han dejado de existir....

    un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Perdona no haberte podido contestar antes Diego. Si eres listo que se que sí, leerás el mensaje subliminar de mi artículo. No digo que el premio se lo tendrían que haber dado a Julián, sino que pongo como ejemplo una temporada de crecimiento de un torero al que el sistema se le ha vuelto en contra. Para mi está antes la calidad que la cantidad y por ello no creo triunfador Iván pues no ha dado golpes fuertes en las principales plazas de primera, siempre puertas grandes cortas de oreja y oreja aunque por supuesto tiene su mérito. Lo que quiero denunciar realmente es el sistema en el que está el toreo actualmente, que efectivamente es una auténtica merienda de negros a la que los blancos no estamos invitados. Aqui la tarta se la reparten entre unos cuantos, y mientras, los demás vemos la merienda y el reparto del pastel desde fuera del escaparate.
    Un saludo y gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  3. Conchita;
    No las merecen las gracias, los blog están para escribir y aprender de toros.
    Un saludo

    ResponderEliminar