Páginas vistas en total

miércoles, 25 de septiembre de 2013

AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS











Finalizada La feria de Logroño, comienza la recta final de la temporada en la que seguirá esta semana la Feria de San Miguel sevillana, a la que seguirá en importancia la feria de Otoño de la capital. En Sevilla ya está todo preparado para que comience una feria que dicen estará pasada por agua, cosa poco habitual ya que suele darse en el calendario por esta fecha "el veranillo de San Miguel" o "del Membrillo", característico por su calor no habitual para la fecha en la que estamos. Comienza la feria con el mano a mano anunciadísimo desde comienzos de temporada entre JiméneZ Fortes y Nazaré. A principios de este año, se apostó por este cartel que finalmente no ha tenido el eco esperado, pues no ha habido grandes éxitos por parte de ninguno de los dos acartelados en el mismo. Es cierto que Nazaré no ha toreado lo que quisiera, y que las dos orejas cortadas en Sevilla el viernes de farolillos no lo catapultaron hacia las grandes ferias. Habrá que hacer examen de conciencia sobre qué es lo que ha podido pasar para ello, si ha sido fallo empresarial o fallo del torero al que deseó todo lo mejor y que aproveche y bien, esta nueva oportunidad de lujo que se le ha otorgado en Sevilla. Jiménez Fortes ha ido a muchas más ferias pero tampoco ha dicho mucho más aparte del valor seco y extremo que atesora. Ya dije en una ocasión que ese valor atropella la razón y tiene que buscar la manera de enfrentarse a los toros sin ser cogido tan a menudo. Al malagueño parece que no le han servido ninguno de los apoderados que ha tenido, y finalizará los contratos de este año sin ninguno. A ver si aclara ideas en este otoño-invierno y acierta y da con la tecla, porque no funcionar con ningún apoderado hasta ahora y habiendo estado anunciado en las principales ferias, sin ningún triunfo rotundo, le debe hacer cavilar para pensar quien es el equivocado. A ambos les deseo lo mejor y un gran triunfo para poder entrar de nuevo en los carteles de inicio de temporada.
Este mes de septiembre también ha sido el mes de los aniversarios de alternativa, 15 años cumplidos por Julián López el Juli y 20 por Pepín Liria y el Cordobés, este último aún en activo. Aquí viene lo que digo. siempre si los de abajo no arrean, los de arriba se quedarán por los siglos de los siglos hasta que ellos quieran porque parece ser que no hay quien los eche. Con esto no me refiero a ninguno en concreto sino a todos en general, hagan sus cábalas y seguro que aciertan más de uno.
Ahora viene una historia que quería contaros que me contaron hace mucho tiempo. Hace 56 años, un hombre hecho y derecho con 25 años tuvo que abandonar la casa de su padre por desavenencias con el mismo. En la casa del padre, por aquel entonces terrateniente, se vivía bastante bien, pero tenía que vivir bajo las leyes que él imponía y como no estaba dispuesto a sucumbir a algunas de aquellas reglas, decidió colgarse su chaqueta al hombro y marcharse a cualquier lugar donde pensaba que estaría mejor que en su propia casa. Emprendió un camino hacia ninguna parte y sin rumbo, atravesó de sur a norte la Península, hasta que finalmente fue a caer en la ciudad de Barcelona, ciudad en la que por aquellos tiempos aún se celebraban corridas de toros.
El muchacho estaba agotando los pocos recursos que le quedaban en aquellos días y de pronto se encontró con la plaza de toros Monumental de Barcelona en la que vió que estaban anunciados los diestros Antonio Ordóñez, Gregorio Sánchez y Antonio Borrero “Chamaco” antes toros de la ganadería de Lamamié de Clairac. El festejo era esa misma tarde, 18 de Julio de 1957, día en que se conmemoraba el alzamiento nacional. Así que ni corto ni perezoso gastó las últimas pesetas que le quedaban en comprar una entrada para la corrida, y decidió probar su última suerte con aquel sueño que había tenido desde niño y que no pudo hacer realidad por las intransigencias de su padre. Había auténtico ambientazo antes de la corrida y el chaval apareció por la plaza con una sola idea en mente, saltar al albero y poder dar unos pases a ver si así conseguía salir de aquel galimatías en el que estaba metido. Accedió a la plaza con su muleta bajo la chaqueta y ocupó su asiento, y en el tercer toro del torero onubense “Chamaco”, decidió saltar al ruedo y pegar algunos pases, y aunque poco tardaron en cogerlo, al día siguiente los periódicos de Barcelona hablaron de aquellos pases que dio un espontáneo que se lastimó las piernas al saltar por lo que pasó un mes en la enfermería de la cárcel.

Han pasado muchos años de aquello y hace un año tuve la oportunidad de viajar a Barcelona por un regalo que me trajeron los reyes Magos de Oriente. Caminando por la ciudad Condal fui a darme de bruces con la Monumental Plaza de toros y se vino a mi memoria aquella historia. Por unos instantes, reviví en mi cabeza aquella tarde de sentimientos e ilusiones encontrados, que no tuvieron buen fin para aquel muchacho que quiso cambiar su suerte en una tarde en la que aún la gente era libre para acudir a una corrida de toros en Barcelona, y mientras imaginaba los aledaños de la plaza repletos de ambiente taurino hoy inexistente, las lágrimas resbalaron por mis mejillas recordando aquellos maravillosos años de libertad que hoy nos hacen tanta falta tras dos años de clausura de la plaza de Barcelona por exclusivo mandato político de color soberanista. Es por eso por lo que me gusta recordar y contaros que aquel espontáneo fue mi padre, y que deseo que pronto se vuelvan a abrir esas puertas de la Monumental porque significará que se abrió la puerta de la Libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario